Distimia: Qué es, Sintomas y Tratamiento

A pesar de los muchos avances que hay en la actualidad sobre la salud mental y los trastornos depresivos, aún los expertos debaten y no están seguros de cuál es exactamente la causa de la Distimia.

Sin embargo muchas personas conocemos quienes la sufren y lo que mucha gente se pregunta es cómo ayudar a una persona deprimida y ansiosa, por eso en este artículo tratamos de contestarte está pregunta y de explicarte más sobre la Distimia y cómo se puede tratar.

¿Cuáles son las causas posibles de la Distimia?

Se sabe que los genes pueden desempeñar un papel en este aspecto pero son muchas las personas afectadas que no tienen antecedentes familiares de depresión, y en otros casos personas con antecedentes familiares no experimentan depresión, lo cual confunde un poco a los especialistas.

También se sabe que existe una relación con el funcionamiento anormal de ciertos circuitos cerebrales y que en determinadas vías de las células nerviosas que sirven para conectar diferentes regiones cerebrales que regulan el estado de ánimo se producen anomalías.

Además los factores estresantes que tiene la vida en sí misma como los problemas de pareja, las enfermedades crónicas y los problemas laborales, entre otros, también pueden aumentar las probabilidades de que una persona sufra Distimia sobre todo cuando esa persona está biológicamente predispuesta a desarrollar una depresión.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la Distimia?

Básicamente son los mismos (o similares) a los de la depresión mayor, pero suelen ser menos numerosos y menos intensos e incluyen:

  • Cambios en el peso corporal (ganancia o pérdida)
  • Cambios en el apetito (más o menos apetito).
  • Tristeza y un estado de ánimo deprimido sostenido en el tiempo.
  • Dejar de disfrutar las cosas que antes resultaban placenteras.
  • Trastornos del sueño como insomnio.
  • Fatiga y falta de energía la mayor parte del tiempo.
  • Baja autoestima y sentimientos de inutilidad.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Falta de concentración.
  • Culpa excesiva.
  • Pensamientos de muerte o deseos de suicidarse.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

En primera instancia lo más importante, cuando se aprecia que un familiar o amigo(a) está sufriendo un estado depresivo, es consultar de inmediato con un médico psiquiatra o psicólogo.

Cuando la depresión es tratada a tiempo las probabilidades de ser mitigada y controlada son mayores.

En todo caso ante la duda siempre hay que consultar con un profesional de la salud ya que es éste quien está capacitado para realizar un diagnóstico y dar comienzo a un tratamiento apropiado.

Ten presente que este artículo es sólo informativo y no sustituya la opinión ni el consejo ni tratamiento médico.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.