PROCESO DE FABRICACIÓN DE MOTORREDUCTORES PARA JUGUETES

La fabricación de motorreductores para juguetes es un proceso esencial, pues en muchos de estos artículos infantiles los movimientos requieren ser regulados. Por ejemplo, una muñeca que gatea o camina necesita obligatoriamente un motorreductor.

Sin embargo, no solamente es la función de control y regulación de movimiento a lo que necesitan atender los fabricantes de motorreductores y cajas reductoras. Pues, se asume que estos juguetes como estarán en manos de niños deben manejarse dentro un entorno confiable y seguro.

¿Qué se necesita para fabricar un motorreductor para ser utilizado en juguetes?

Cuando tengas oportunidad aprovecha para ver lo compacto que resulta un motorreductor para juguete. Si destapas alguno de estos dispositivos podrás notar un conjunto de engranajes, bandas de gomas y otras piezas ensambladas dentro de un pequeño espacio.

Debido a su menor tamaño una de las exigencias que presenta la construcción de motorreductores para ser montados en juguetes es el aprovechamiento de espacio. Los fabricantes deben ingeniárselas para que el diseño de dimensiones reducidas funcione eficientemente.

Fabricar motorreductores para juguetes es un proceso delicado, pues para que uno de estos artículos realice una acción en varios pasos se necesita un diseño bastante específico.

No es una tarea fácil, porque el diseño de motorreductores para juguetes debe cumplir con un conjunto de parámetros, tales como Confiabilidad, seguridad y durabilidad.

¿Cuáles parámetros se deben cumplir en la fabricación de motorreductores para juguetes?

Uno de los grandes problemas que reviste la fabricación de motorreductores destinados a ser incorporados a juguetes es la alta resistencia que los mismos deben presentar, pues generalmente los niños confieren a estos artículos un uso bastante exigente.

De allí que los fabricantes interesados en producir motorreductores de calidad para juguetes, como IFR Inyección y Fabricación de Reductores, guían sus procesos de fabricación con base a tres parámetros:

  • Confiabilidad: Estos dispositivos estarán en manos de niños por lo que el fabricante se asegura que estos cumplan su función de regulación y control de movimiento con bastante precisión. La idea es que cuando el juguete esté en movimiento en ningún momento represente un peligro para el niño.
  • Seguridad: A tono con la premisa de cero riesgos para el niño, un motorreductor para juguetes debe ser fabricado de modo que sus partes no puedan constituirse en objetos cortantes o lacerantes. Esto es que el diseño sea compacto y estable.
  • Durabilidad: Los niños son usuarios bastante exigentes, por lo que el mecanismo conformado por el motorreductor debe estar diseñado para soportar golpes y caídas con determinada fuerza. En caso de que el impacto exceda los límites el motorreductor puede dejar de funcionar pero no fragmentarse.

En IFR Inyección y Fabricación de Reductores estos parámetros son atendidos rigurosamente, verificando que las máquinas y herramientas utilizadas durante el proceso sean las más adecuadas y funcionan de manera correcta y oportuna.

Revisa el proceso de inyección de piezas de plástico que lleva a cabo esta empresa para estar a la altura de las exigencias de los múltiples sectores industriales y como una vez terminado el proceso se preocupa por el montaje y acabado final del producto, manteniendo el diseño original.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.