¿Puede el pilates estar contraindicado para el embarazo?

Son muchas las mujeres que están embarazadas que tienen falsas creencias ante lo que implica hacer pilates, con dudas como: ¿puede hacerse?, ¿trae problemas? Y muchas más.

La cuales responderemos en esta oportunidad, así que presta atención a todo esto.

¿Cuándo deberías practicar pilates en el embarazo?

Aunque lo más ideal es que inicies la práctica de un ejercicio desde el inicio de la gestación, no obstante, los primeros tres meses debes tener gran cuidado, sobre todo si se trata de hacer alguna actividad física.

Es decir, en la primera etapa se recomienda el recurrir a los movimientos que sean suaves, tales como caminatas de paso ligero que puedan aumentar en poco las pulsaciones y mantengan la seguridad del feto.

Para el siguiente trimestre, como las molestias de la gestación ya empiezan por desaparecer, entonces puedes considerar el practicar pilates en el embarazo.

Cuando haces este tipo de ejercicio se fortalece tu abdomen, espalda y pelvis lo que es muy beneficioso, puesto que, se convierte en un tono muscular ideal para el trabajo de parto. Por ejemplo, hacer uso de una pelota gigante puede ser perfecto.

Al llegar al último trimestre los ejercicios que se encuentran centrados en el control de tu respiración son los que más se recomiendan en esta etapa. A su vez, son perfectos para las posturas y encontrar una buena posición para el parto.

Contraindicaciones para pilates en el embarazo.

Aunque en términos generales, practicar esta actividad física es una gran opción durante el embarazo, hay situaciones en las que llevarla a cabo puede ser contraindicado.

Por ejemplo, cuando hay riesgo de hipertensión, placenta previa, insuficiencia cardíaca, sangrado y cualquier otra incidencia de salud que implique guardar un reposo total.

Lo más ideal cuando se trata de pilates en el embarazo es que, acudas a las clases donde el ejercicio y los movimientos se encuentran diseñados exclusivamente para las mujeres en estado, puesto que existen ejercicios que son muy exigentes.

Si no encuentras clases especiales para las embarazadas, entonces debes estar segura de que los instructores de las clases sepan de tu condición y así poder adaptar los ejercicios.

Recomendaciones

Antes de que puedas hacer algún tipo de actividad física mientras estas embarazada, debes hacer la consulta con tu médico de si es un ejercicio apropiado para poder hacer.

Ten en cuenta que, el quererte y cuidarte es un punto fundamental para poder llevar un feliz y sano embarazo. Así que, no dudes y haz las prácticas de este ejercicio y obtén la cantidad de beneficios que implica su realización.

Ahora, si estás interesado en  el pilates para embarazadas en Zaragoza, entonces no olvides contactar con nosotros y te ayudaremos con ello.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.